DORMIR POCO, ¿PROVOCA SUBIR DE PESO?

Todos conocemos lo importante que es descansar las horas suficientes. Sin embargo, en el caso de no hacerlo las consecuencias son devastadoras. ¡Engordar es una de ellas! Se ha descubierto que ciertos trastornos del sueño están asociados a la obesidad, y que por ende se debe implementar una buena higiene del mismo.
De hecho, diversos estudios e investigaciones aseveran qué; el hecho de dormir una hora adicional a lo estipulado durante la noche podría ayudar a disminuir la obesidad infantil que existe en la actualidad; ya que lo mismo podría producir que se mantenga un índice de masa corporal menor y a su vez, esto disminuye las posibilidades de sufrir obesidad durante los 5 años posteriores.



Por otra parte, se señala qué; según estudios americanos, se ha demostrado que aquellas personas que duermen menos, segregan una gran cantidad de grelina, lo que trae como consecuencia que las personas tengan más apetito, todo esto porque se crea una sensación de que la falta de energía va a ser suplantada a través de la ingesta de comida; lo cual acarrea como consecuencia que las personas engorden.
A su vez, debemos mencionar qué; esas investigaciones aseveran que nuestro metabolismo sufre alteraciones cuando no se le brinda las horas de sueño requeridas por el mismo de forma habitual. De hecho, hace énfasis a que cuando el mismo sufre alteraciones con frecuencia y de manera persistente se agudizan dichas consecuencias.           
Si te preguntas… ¿Por qué sucede esto? Pues la respuesta es verdaderamente simple; dicho aumento se produce porque aquel organismo que se ve involucrado en un proceso que altera sus hábitos a los cuales se encuentra acostumbrado, los inclina a la preferencia de alimentos altamente calóricos y, por ende, a tener una acumulación de grasa superior; lo cual favorece de manera rotunda e inevitable al sobrepeso.



Sin duda alguna, lo uno conlleva al otro, ya que la falta de descanso según lo que se ha mencionado, trae como consecuencia el aumento de peso, mientras que las personas que ya sufren de obesidad, exponen tener trastornos del sueño. Tener una dieta apropiada, y realizar ejercicio físico es importante para que organismo se mantenga acelerado y por ende haya un correcto ciclo de salidas de toxinas.
Lo más recomendable es dormir mínimo 8 horas diarias, para que el cuerpo pueda descansar lo necesario, y pueda luego ejercer las labores diarias. Según los diversos estudios debemos evitar a toda costa ¡El dormir muy poco! Ya que podría ser precursor de que aumentemos de peso. ¡Cuidado…!