¿POR QUÉ NOS IMPORTA QUIÉN GANA?


¿Por qué, para los fanáticos de los deportes en todas partes, importa quién gana?, ¿por qué los adultos perfectamente normales se convierten en defensores desquiciados de su equipo y se deprimen cuando pierde?
Las teorías y las evidencias indican que las raíces de la rivalidad vienen de lo más profundo. Hay algo tribal en funcionamiento durante las dos horas de pasión. Nuestros ancestros, que vivían en un mundo donde las tribus vecinas ocasionalmente atacaban y saqueaban los campamentos, sabían que había una seguridad en la solidaridad (los que no se agrupaban dejaban pocos descendientes). Ya sea el cazar, defender o atacar, diez manos eran mejores que dos. Dividir el mundo en "nosotros" y "ellos" conlleva costes significativos, tales como racismo y guerra, pero también proporciona beneficios de solidaridad comunal. 



Como animales sociales, vivimos en grupos, festejamos en grupos, matamos por nuestros grupos, morimos por nuestros grupos. Nuestro concepto personal (el sentido de quiénes somos) consiste no sólo en los atributos y actitudes personales, sino también en la identidad social. Nuestras identidades sociales (saber quiénes somos), fortaleza el concepto personal y el orgullo, especialmente al percibir que "nosotros" somos superiores. A falta de una identidad positiva, muchos jóvenes la encuentran, así como el orgullo y el poder, en las bandas. Muchos superpatriotas se definen a sí mismos por medio de sus identidades sociales.
La definición de grupo de quiénes somos también implica quiénes no somos. Reúna a personas en grupos definidos por nada más que su fecha de nacimiento o, incluso, el último dígito de la licencia de conducir y sentirán una clase de hermandad con sus compañeros de números y mostrarán favoritismo hacia ellos. Tan fuerte es la conciencia de grupo que "nosotros" parecemos mejores que "ellos", incluso cuando "nosotros" y "ellos" son definidos en forma aleatoria.



La identificación del grupo se dispara aún más con el éxito. Los fanáticos encuentran el respeto personal por sus logros particulares, pero también, en al menos una pequeña medida, por su asociación con los atletas victoriosos cuando su equipo gana. De hecho, terminamos con una peculiaridad, cuando su equipo gana se oye "ganamos", pero cuando el equipo pierde los fans suelen decir "perdieron". Todo ello fruto de lo explicado en el artículo