EL HÁBITO DE LEER

Leer es una experiencia maravillosa y un hábito saludable, con el que no solo aprendes cosas nuevas, sino que te deja una sensación extraordinaria al culminar su lectura, sea un libro, una historia o un poema, ya que te traslada a ese mundo fantástico en sus letras y sentirás como si lo estuvieras viviendo. Cuando leemos, viajamos sin movernos de nuestro lugar. Si quieres ser como muchos lee poco, si quieres ser como pocos, lee mucho.





La lectura forma parte importante en nuestro mejoramiento personal y profesional. No se trata de leer por deber a realizar una tarea escolar, sino por gusto.
Estos son algunos de los beneficios al poseer el hábito de la lectura:
- Fortalece la memoria.
- Aprendes a ser más crítico.
- A querer saber más de las cosas.
- Mejoras tu ortografía.
- Mejoras tu léxico.
- Aumentas tu vocabulario.
- Te hace más creativo.
- Reduce el estrés.
- Desarrolla la imaginación.
- Mejora tu concentración.
- Protege contra la enfermedad de Alzheimer. Entre muchos otros.




¿Cómo logramos este hábito?
Si bien es cierto, crear un hábito requiere tiempo.  La lectura es una práctica que hay que llevar a cabo adecuadamente si quieres ver resultados. ¡Pero no es tan complicado como parece! Debes tener presente que los beneficios de ella son innumerables y vale la pena adentrarse en este mundo. Ya verás que luego no lo querrás dejar.
Lee en las noches: Expertos aseguran que los mejores momentos para leer es en la noche, ya que en el transcurso del día normalmente hay ocupaciones y a su vez, hay horas que son pesadas para ello.
Que sean temas de interés: Importante esto, ya que es una manera muy asertiva para ir tomando el hábito, si comienzas con libros largos y de temas pesados que no llamen tu atención, pronto te aburrirás y decidirás desistir.
Lee mientras viajas: Así sea 15-20min cuando vayas camino a tu escuela, universidad o trabajo, normalmente esos viajes suelen ser tediosos o aburridos. Aprovecha ese momento para leer algún ejemplar de interés, así te distraes.
Encuentra un lugar favorito para leer: El ambiente es importante, ya que, si te sientes cómodo, a gusto con el sitio, te será de gran ayuda. 
Ten a la mano un libro: Así, al darte ganas de leer algo, no esperas tanto tiempo para buscar el libro. 
Si estás leyendo un libro y te aburres, ¡cámbialo!: No tienes necesidad de leerlo, leer no es sufrir, al contrario. Es un placer.
Aprovecha cada oportunidad para leer: Ya verás que poco a poco te acostumbraras y los harás de una manera inconsciente, y cuando esto suceda: ¡Lo has logrado!
Leer es una manera agradable de vivir. Te ayuda con el desarrollo personal para tener más confianza en sí mismo, no solo te ayuda en cuanto a hablar de distintos temas, sino de desarrollarlos naturalmente. No te pierdas la oportunidad de entrar en este maravilloso mundo, que si bien, ampliará tus conocimientos y desenvolvimiento ante la sociedad.