LOS SIETE TIPOS DE AMOR

Robert Sternberg es un psicólogo americano, que clasificó los tipos de amor que pueden surgir en una persona basándose en una teoría que denominó “el triángulo del amor”, donde se parte de la intimidad, la pasión y el compromiso.
De la mezcla de estos tres factores surgirían distintas formas de pensar y sentir una relación hacia otro.
Entendiendo la intimidad como la conexión y comunicación entre dos personas que permite solidaridad, entrega y compasión recíproca.
La pasión como la entrega a la satisfacción de los deseos sexuales, pertenencia y satisfacción de necesidades. Y el compromiso, consiste en el amor que dura para toda la vida, donde se comparten proyectos para el futuro.



Descubramos los siete tipos de amor según la psicología y sus repercusiones para nuestra vida.
Amor consumado: es el amor que se observa en los matrimonios estables, donde se mantiene un equilibrio entre el amor y el compromiso. Puede durar toda la vida ya que el principio de esta clase de relaciones es mantenerse juntos.
Amor Romántico: en estas relaciones existe romance y cariño del uno hacia el otro, pero no hay compromiso. Es típico entre amantes, y personas muy promiscuas.
El deseo sexual prevalece, suelen ser relaciones muy activas en la cama, pero para nada les interesa permanecer demasiado tiempo con la misma persona.
La atracción es más física que emocional, por lo que son parejas muy intensas, pero de durabilidad breve. Se disfruta el ahora únicamente.
Amor compañero: Son parejas emocionalmente estables, donde existe un apoyo total tanto en lo afectivo y en la persecución de metas, pero no hay pasión. O no existe, o sencillamente ya se perdió la atracción física y sexual.




Amor Vano: Uno de los amores que más se repiten en las parejas es el amor vano. Son amores con mucha intimidad y mucha pasión, pero el compromiso no dura demasiado.
Consiste en parejas que se conocen, se enamoran, se casan, planifican una vida juntos, se aman, pero al poco tiempo se dan cuenta que tienen demasiadas metas por cumplir cada quien por su lado. O descubren que no hay demasiada pasión como para formar un hogar y se separan.
Amor Vacío: Son parejas que duran toda la vida juntos o casi toda la vida, pero no existe entre ellos ni atracción física, ni sexual, y lo peor es que no hay entre ellos comunicación, ni deseos de compartir momentos de esparcimiento. Solo siguen juntos por el compromiso que implica tener una relación. Suelen sentir miedo a dejarse o a iniciar una nueva relación por el desgaste emocional que implica.
Amor Insensato: Realmente no hay nada que los una, ni compromiso, ni entrega, ni apoyo. Permanecen juntos solo por el sexo y la atracción física, un apasionamiento que se pierde rápidamente. Como por ejemplo el amor a primera vista.
Amor de cariño: Son conexiones emocionales ante personas que acabamos de conocer y que se pueden convertir en amistades. Si perduran o no dependerá de las circunstancias, pero si las dos personas no vuelven a verse no se crean sentimientos de ausencia hacia el otro (no surgen preguntas, ni reclamos, ni se extraña).
Las repercusiones de cada uno de los tipos de amor de pareja, dependerán en cada caso del grado de interés afectivo, emocional y por supuesto de la madurez de cada uno.