RAZONES CIENTÍFICAS QUÉ EXPLICAN EL POR QUÉ LOS HIJOS MAYORES SON MÁS PROPENSOS A TRIUNFAR

¡Los hijos mayores son más exitosOs que sus hermanos! Ya está científicamente probado. Si eres el primogénito de tu familia, continúa leyendo y descubre las razones que te condicionan a superarte.

1.- Son más ambiciosos

Los niños suelen ser mucho más competitivos en relación con hermanos menores. La ambición por ser “el mejor” los acompaña en su desarrollo psico-emocional hasta llegar a la edad adulta, facilitando que se exijan más a sí mismos y que no les teman a los desafíos.




2.- Poseen un coeficiente intelectual más alto

La ciencia ha revelado que los hijos mayores poseen coeficientes intelectuales más altos, pues se esmeran por aprender y asimilar mucha más información.

3.- Teoría de la Confluencia

Según esta teoría, sus padres no las perciben como infantes, sino como un miembro más que llegó al hogar. O, dicho en otras palabras, las ven como adultos a pesar de ser solo niños. Sin embargo, cuando nacen nuevos hijos, a estos si se les trata como bebés, lo cual influye negativamente en la evolución mental de estos en relación con la hermana mayor.

4.- Le consiguen soluciones a los problemas

No se dan por vencidos tan fácilmente, prefieren encontrar nuevas soluciones a los problemas y agotar hasta el último recurso disponible antes de aceptar que no pueden resolver un inconveniente.

5.- Reciben mayor atención

A esto se le conoce como Equidad Heurística. Lo cual significa que los padres invierten mayor atención, tiempo y energía en sus primogénitos durante su etapa de crecimiento, en comparación con sus demás hijos.

6.- Suelen ser más acuciosos

Les cuesta permanecer en un lugar sin demostrar sus habilidades. Pero esto no es todo, ya que también realizan sus labores con más esmero y rapidez.

7.- Asumen la responsabilidad de ser ejemplo para otros

Los niños mayores, casi instintivamente asumen que deben ayudar a sus padres a educar y cuidar de sus hermanos. De hecho, los mismos padres los aúpan a comportarse de una manera protectora, para que pueda convertirse en aliadas de crianza y en quienes se pueda delegar funciones que realmente son competencia de los adultos.

Esto los conduce a su vez a explicarse de manera comprensible e imitable por quienes los rodean, siendo los modelos favoritos a seguir por sus hermanos.




8.- Superan el divorcio de los padres con facilidad

Al haber crecido en un ambiente en el que contaban con la atención de los progenitores, en caso tal de presentarse un divorcio, los hijos mayores son capaces de superar la ruptura sin mayores inconvenientes.

Situación que no aplica para los hijos menores, pues ellos pueden llegar a paralizarse e incluso retroceder en su proceso de aprendizaje al no saber cómo enfrentar el hecho de no contar con sus dos guías.

En conclusión

En una sociedad tan competitiva haber recibido buena parte de la atención de los padres durante los primeros años de vida puede ser sumamente ventajoso.

El hijo mayor aprende a exigir más de los demás e incluso a desechar cualquier factor de obstáculo que se atraviese en el camino hacia aquello que desean.

Claro está tal situación puede variar de familia a familia, pero estadísticamente es más probable que los primogénitos puedan triunfar con menos esfuerzo en la vida.