PERSONAS TÓXICAS, ¿CÓMO SABER SI ERES VÍCTIMA DE UNA?

Desde la época de la prehistoria, ha quedado claro que el ser humano es una especie social, es decir, requiere del contacto y la interacción con sus semejantes para poder desarrollarse plenamente. Sin embargo, las relaciones sociales no siempre se dan de manera armoniosa y satisfactoria para todos.

¿Has notado que hay personas que parece que anduvieran todo el tiempo con un aura de negatividad? ¿Hay personas así en tu vida? Es probable que nunca te hayas preguntado esto, ya que el trajín diario no nos permite evaluar ciertos aspectos de nuestras vidas. Entre estos aspectos te podemos mencionar las personas con quienes nos relacionamos.

Es importante saber si tenemos personas tóxicas a nuestro alrededor, ya que de alguna u otra manera, su energía negativa termina por afectarnos, trayendo consecuencias desfavorables para nuestras vidas.





Pues bien, si aún no sabes cómo identificar a una persona tóxica, no dejes de leernos. Aquí te vamos a indicar cuáles son las señales para que aprendas a distinguir a este tipo de personas:

Son egocéntricos

Las personas tóxicas se caracterizan por llamar mucho la atención sobre sí mismos. Nunca esperes que te pregunten cómo estás ni cómo va tu vida, pero siempre están dispuestos a relatarte todo acerca de ellos. Son personas que carecen totalmente de empatía por los demás. Y nunca van a detenerse a pensar el efecto que sus acciones tienen sobre la vida de los demás.

Tienden a victimizarse

Uno de los rasgos característicos de estas personas es que nunca aceptan su responsabilidad en los sucesos de su vida. Gracias a esto, siempre culpan a los demás o a las circunstancias de la vida. Debido a esto, constantemente se ponen a sí mismos como víctimas, intentando generar lástima en quienes les rodean. Las personas tóxicas son especialistas en obtener beneficios de los demás mediante la lástima.

Son envidiosos  

Esta es una de las características más resaltantes de las personas tóxicas. No reconocen el éxito de los demás. Por el contrario, minimizan cualquier triunfo o logro de cualquier otra persona que no sean ellos mismos. Constantemente están pendientes de lo que tienen los otros, sin darle verdadero valor a lo que ellos tienen.

Son pesimistas

Una persona tóxica es totalmente incapaz de ver el lado bueno y positivo de las cosas. Por el contrario, siempre están pendiente de aquello que puede hacer que las cosas salgan mal. Metafóricamente, podemos decir que las personas tóxicas son nubes grises, ya que con frecuencia tienden a cambiar el humor de quienes les rodean.

Vistas estas señales, ¿logras identificar a alguien así en tu vida? Seguro que sí, ya que todos tenemos por lo menos a un amigo o pariente que es así. Sin embargo, no todos nos dejamos afectar o influir por su aura negativa.

¿Cómo saber si eres influenciado por una persona tóxica?

Quizás te estés haciendo esa misma pregunta después de haber leído lo anterior. Constantemente estamos sometidos a la influencia de las personas con quienes nos relacionamos y generalmente nunca nos damos cuenta de hasta dónde llega su influencia.





Si quieres saber si esa persona tóxica ejerce alguna influencia en ti y en tu estado de ánimo, lee a continuación los signos que te indicarán, sin lugar a dudas, que esto está ocurriendo:

Te exasperas con facilidad

Una de las cualidades de las personas tóxicas es que pueden hacer que las personas se exasperen fácilmente. Esto se debe a que pueden afectar en gran medida tu equilibrio emocional, lo que influye en cómo reaccionas ante diversas situaciones.

Te sientes incómodo

Cuando estás con una persona tóxica, pierdes tu tranquilidad. Dejas de sentirte cómodo y relajado y pasas a estar en un estado de constante alerta, pendiente de cualquier cosa que pueda hacerte perder la compostura.

Se ve afectada tu autoestima

Cuando estamos cerca de personas tóxicas constantemente, llega un punto en el que inevitablemente nuestra autoestima se ve comprometida. Esto es porque las personas tóxicas critican sin parar y siempre están menospreciando todas las cosas buenas que tienen los demás, lo cual, inevitablemente termina afectando la autoestima de quien es objeto de sus críticas.

Atacas a las personas de tu entorno

Esto se da principalmente cuando la persona tóxica que tienes en tu vida es alguien de autoridad para ti, como por ejemplo tu jefe o alguno de tus padres. Seguramente, no puedas o quizás no te atrevas a hacerle frente y a cuestionar su proceder. Toda esa tensión que acumulas debes liberarla de alguna manera. En ocasiones, lo haces en tu entorno familiar más cercano, propiciando discusiones o incluso tratando mal a los que están cerca de ti. Debes tener cuidado con esto porque, si no lo identificas y pones remedio, puedes convertirte en la persona tóxica en la vida de otros.

Ahora bien, es importante que aprendas a identificar si tienes alguna persona tóxica a tu alrededor, así como también el efecto que pueden tener en ti. De esta manera puedes afrontar las diversas situaciones y evitar que una persona trastorne tu bienestar y tu relación con los demás.