¿QUÉ TAN IMPORTANTE ES LA AMISTAD EN LA INFANCIA?

Hay quienes dicen que los amigos son la sal de la vida. Y esa es una verdad innegable. Podemos considerar a los verdaderos amigos como los hermanos que hemos escogido para que nos acompañen en la vida.

Los amigos son aquellas personas que están a nuestro lado, acompañándonos en los mejores momentos de nuestras vidas y también en los peores. Son quienes nos dan su apoyo cuando más los necesitamos y quienes nos hacen ver realmente cuando hemos cometido algún error y nos hemos equivocado.

A lo largo de nuestra vida vamos conociendo a infinidad de personas y muchas de ellas pasan a engrosar nuestra lista de amigos. Sin embargo, ningún amigo es tan importante y significativo como aquel que hacemos durante nuestros años de infancia.

La niñez es una etapa de la vida en la que comenzamos a descubrir el mundo, es un periodo lleno de aprendizajes y enseñanzas. Durante la infancia vivimos los momentos más bonitos de nuestra vida y muchas veces, en esos momentos hemos estado acompañados de esos amigos inseparables que tanta alegría nos dan.


¿Por qué son tan importantes los lazos de amistad creados en la niñez?

Experimentar las diferentes emociones que implica la amistad durante la niñez es de vital importancia para el desarrollo adecuado y saludable de cualquier individuo. Esto es así porque le permite al niño aprender una serie de valores que, al ponerlos en práctica durante las siguientes etapas de su vida, le garantizan la estabilidad emocional.

Entre los valores que un niño aprende gracias a la amistad están la solidaridad, el respeto, la empatía, la generosidad y la honestidad. Con nuestros primeros amigos, en la infancia, aprendemos a escuchar y respetar las opiniones de otros, a compartir, ya sea un dulce o un juguete y sobre todo a comprender cómo pueden sentirse los demás en diferentes situaciones. Así mismo, aprendemos a ser honestos, pues, nuestros amigos son fieles depositarios de nuestros más íntimos secretos.

Igualmente, los amigos de la infancia permiten el desarrollo de habilidades para resolver conflictos y en especial se aprende a perdonar. Si, como niños al fin, es común que existan las rencillas entre amigos, pero estas tienden a solucionarse, casi siempre, de forma satisfactoria. De manera tal que aquí los niños también aprenden a resolver esos inconvenientes.

Otro de los aspectos más importantes que involucra la amistad en la infancia tiene que ver con que el niño adquiere las primeras nociones de igualdad. Al tener amigos, es inevitable que el niño establezca ciertas comparaciones y comience a internalizar la idea de que, a pesar de las pequeñas diferencias, todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Aprender esto durante la infancia es garantía de un adulto consciente y feliz.


¿Qué edad es la más adecuada para hacer amigos?

Quizás como padre te estés planteando esta pregunta. Con respecto a esto, los especialistas no han logrado ponerse de acuerdo.

Se ha establecido que durante los primeros años (hasta los 5 años), los niños aún no han adquirido las nociones de lo que significa la amistad. En estos años, más que amigos, pueden llamarse compañeros de juegos, ya que esa es la forma de relacionarse entre ellos. En esta etapa comienzan a interactuar con otros niños y a socializar.

Son muchos los expertos que plantean que es durante la etapa que va desde los 6 años hasta los 12 años cuando se forjan los verdaderos lazos de amistad. Estos se fundamentan en los gustos en común, el apoyo mutuo, la lealtad y la confidencialidad. Es muy común que a estas edades, los amigos sean del mismo sexo, aunque también es posible que esto cambie.

Los amigos de la infancia son muy importantes. En primer lugar nos recuerdan una de las etapas más felices de nuestras vidas. Y en segundo lugar y muy importante, constituyen nuestra primera incursión en la socialización.

Es por esto que debemos fomentar en nuestros hijos el contacto con niños de su edad, dándoles el privilegio de establecer lazos de hermandad duraderos para toda su vida.