LAS ADICCIONES

La adicción es un padecimiento que se origina cuando un individuo consume una determinada sustancia como el alcohol, cocaína o nicotina entre otras sustancias psicotrópicas, así como ciertos alimentos.
Otra definición de la adicción se relaciona al hábito que somete o domina la voluntad de una persona creando niveles altos de dependencia hacia una actividad, relación o sustancia. Por ejemplo, cuando hemos sabido que determinado actor fue internado en una clínica contra adicciones de drogas o en casos de padres preocupados por la adicción de sus hijos con Internet.
En la adicción también se involucran actividades específicas como los juegos de azar, compras compulsivas y sexo porque al sujeto le causa placer. El problema se presenta cuando estas acciones se repiten de forma muy seguida afectando las responsabilidades de la vida diaria como las relaciones interpersonales, el trabajo y la salud. De allí la importancia de saber diferenciar entre un hábito consumista con una adicción. Por ejemplo, una persona que toma una copa de vino un día específico no tiene problema adictivo, en cambio, si tuviera la necesidad de beber todos los días puede decirse que la persona ya presenta un problema de adicción.
Cuando un individuo está sufriendo de algún tipo de adicción, por lo general no tiene la conciencia para darse cuenta de que su comportamiento esta fuera de control lo que es un problema para él mismo y la sociedad.

Expertos en la materia manifiestan que la palabra adicción es utilizada de varias formas. Una, describe o define la adicción física donde el cuerpo se acostumbra a la presencia de un determinado medicamento hasta el punto que ya empieza a tener el efecto deseado en su organismo, lo que se denomina igualmente como tolerancia. Existe también el fenómeno de reacción exagerada por el cerebro ante el uso de drogas o estupefacientes, sin embargo, la conducta más adictiva no se relaciona con el nivel de tolerancia, más bien, el problema de adicción se presenta en la persona cuando se siente estresada y es por eso que compulsivamente puede usar drogas, comer sin parar determinados alimentos, drogarse o irse de compras como también ir al casino o bingo para perder todo su dinero en juegos de azar.



Algunos Síntomas:
1.    Ausencia de interés en actividades que antes eran muy importantes.
2.    Cambios de peso corporal.
3.    Variaciones violentas en el estado de ánimo.
4.    Irritabilidad.
5.    Ira y nerviosismo del adicto cuando le hacen referencia a su problema.
6.    Falta de sueño.
7.    Ansiedad, depresión y estrés.

Cómo tratar las adicciones:

Cualquiera sea el tipo de adicción, lo importante es que la persona que quiera recuperarse siga las siguientes recomendaciones:
- Manifestar a su entorno familiar el deseo de querer dejar la situación de adicción.
- Buscar tratamiento psicológico o psiquiátrico.
- Pedir ayuda en cualquier momento que lo necesite.
- Reconocer que su problema de adicción no lo hace mala persona, simplemente un enfermo.




Importante:
La persona con un problema de adicción, una vez que entra al proceso de recuperación debe entender que el tratamiento será muy largo y que toda la vida deberá tener bajo control su problema, por eso la importancia de la ayuda profesional que le permitirá alcanzar su objetivo, siempre con optimismo y ganas de recuperar la vida sana que tenía anteriormente.