INFLUENCIA DE LA FAMILIA EN EL APRENDIZAJE DE LOS NIÑOS

Es necesario sensibilizarnos sobre el tema que abarca las diferentes causas que pueden originar las dificultades del aprendizaje en los niños. Debemos tomarnos el tiempo necesario para detallar de manera objetiva el comportamiento de los niños, aprendiendo a conocerlos para así poder ir deduciendo las posibles razones de ¿qué es lo que les está sucediendo en realidad?
El entorno que rodea a los niños está conformado por la familia, la escuela y la sociedad. La constante interacción con estos medios, influye de manera significativa en la formación de la personalidad, el comportamiento y los valores de los niños. La influencia del hogar tiene un rol fundamental en el desarrollo del aprendizaje, el cual puede influenciar de manera positiva como negativa.


Influencia positiva de la familia en el aprendizaje: 
-Los niños necesitan primeramente el amor de sus padres para poder subsistir en un ambiente familiar feliz.
-Tanto los padres como los hermanos (de tenerlos), establecen vínculos motivadores en cuanto al desarrollo de sus capacidades intelectuales.
-Les dedican tiempo para ayudarles y orientarles en sus deberes escolares.
-Contratan a tutores personales para instruirlos de manera más adecuada en los temas en lo que puedan tener carencias o dificultades.
-Destacan y celebran tanto los logros como los méritos escolares que van alcanzando.
-No critican de manera negativa las bajas notas que puedan obtener, por el contrario, conversan amorosamente con ellos para conocer cuál es la oportunidad de mejora que requieren, para así poder apoyarles.
-Los motivan a tener confianza y seguridad en ellos mismos, reforzando así su autoestima.



Influencia negativa de la familia en el aprendizaje:
-La falta de amor por parte de sus padres trae como consecuencia que crezcan como personas aisladas y retraídas ante la sociedad.
-En los hogares donde hay constantes discusiones fuertes entre los padres, hace que los niños desarrollen una personalidad conflictiva.
-Cuando los padres maltratan psicológicamente a los hijos por obtener bajas calificaciones.
-La falta de atención y apoyo para con sus deberes escolares.
-La indiferencia que le dan a los logros académicos que puedan obtener los niños.
-Cuando experimentan maltratos físicos en el hogar, hace que crezcan como personas rencorosas e incluso violentas de igual forma.
-La presión que ejercen los padres sobre los hijos pretendiendo que sean los mejores, puede desencadenar graves frustraciones en ellos e incluso depresión en los casos de no lograrlo.
-La sobreprotección desmedida, cansa a los niños al punto de hacerlos reaccionar con rebeldía.

Todos estos aspectos negativos pueden influir tan intensamente a nuestros hijos, que puede llevarlos a tomar la decisión de no querer seguir adquiriendo más cocimientos, cesando así sus estudios.

¿Cómo cambiamos esto?


La mejor acción siempre es la prevención. Por mayor que sea el inconveniente que se tenga en la relación de pareja, debemos anteponer el bienestar psicológico y físico de nuestros hijos, ante cualquier problema que podamos estar viviendo. Procurando así que puedan crecer en un ambiente familiar íntegro y positivo, el cual no les afecte en su etapa de aprendizaje.