LA IMPORTANCIA DE LOS ABRAZOS EN LOS NIÑOS

El abrazo activa de manera increíble las endorfinas, estas son responsables de incrementar la sensación de alegría, haciendo así disminuir la tristeza y la ansiedad.
Un abrazo es un acto espontáneo, y con este le expresas al niño millones de cosas, como: cuanto lo amas y deseas su bienestar.
¡Créeme! los niños lo sienten. El abrazo habla por sí solo, no necesitas pronunciar palabras (sin embargo, no está de más si te animas a hacerlo).




Los niños continuamente sienten la necesidad que sus padres los abracen, ya que desde que nacen necesitan sentir el contacto físico de ellos. Pero no solamente los niños, sino todos de alguna u otra manera desde que nacemos lo necesitamos. Esta es una muestra de cariño que siempre queremos tener y más cuando es dada por nuestros progenitores.
Beneficios de los abrazos en los niños
Con toda seguridad, puedo decirte que los abrazos les brindan muchos beneficios a los niños. Estos no solo son físicos e intelectuales, sino sobre todo emocionales.
A continuación, te diré algunos de los más resaltantes:
- Les da estabilidad emocional: Sienten mucha paz, tranquilidad y quietud cuando son abrazados por sus padres. Te puedes dar cuenta de ello cuando ves al niño alterado, llorando… Un abrazo disipa eso y le brinda calma de una manera sorprendente.
- Les brinda seguridad: Sin duda les genera una sensación de protección y de seguridad, dándoles así confianza en sí mismos.
- Fortalece la autoestima: Comunica con ello afecto y apoyo, por lo que sin lugar a dudas el niño al sentirse seguro y desarrollar una percepción correcta de sí mismo, tendrá mayor autoestima, viéndose esta fortificada.
- Se renuevan de energías positivas: Los abrazos siempre transmiten sentimientos y emociones positivos, estos les darán fuerzas a los niños para seguir adelante en el día a día, ya sea en su casa o en la escuela.



¿Qué consecuencia tendría el hecho de que los niños no reciban abrazos?
Sin este contacto, está en juego el desarrollo saludable del niño, manifestándose bloqueos emocionales en cuanto a poder relacionarse de una manera cariñosa, positiva y asertiva con los demás.
En conclusión
El contacto físico es de gran importancia en el crecimiento del niño (el abrazo es uno de ellos) debe ser realizado de forma constante y no solo guardado para ocasiones especiales como un cumpleaños o un mérito realizado. Abraza a tu hijo, hermano, primo cada vez que puedas, bríndale la dicha de tener esos increíbles beneficios gracias a ese súper abrazo dado de tu parte.
Hay algo muy importante que debes tomar en cuenta, para darle este abrazo al niño debe haber un feedback, es decir, el cómo se siente el niño. Muchas veces fallamos en darles un abrazo en ocasiones en donde estamos mal y de alguna manera quienes necesitamos el abrazo somos nosotros y no ellos. Recuerda que los niños son muy sensibles y captaran rápido tu malestar… evita darle un abrazo así.
El abrazo es un lenguaje no hablado, en donde en algunas situaciones (para no decir en todas) supera las palabras.