CLEPTOMANÍA

Era diciembre del año 2001, los medios de comunicación y el mundo de la farándula se conmocionaron ante el caso del robo de varios artículos de vestir en una tienda en un centro comercial en los Estados Unidos, donde la suma total se valoró en 4700 dólares. Pero lo que hizo especial a este robo fue que la persona implicada en el mismo era ampliamente conocida, se trataba de la actriz Winona Ryder.
Quien se encargó de desprender todas las etiquetas antirrobo de los artículos y salió del almacén poco después con los artículos en un bolso, luego de verificar lo sucedido en las cámaras de seguridad, los empleados de la tienda la interceptan y surge este escándalo, por el cual fue condenada a cumplir con 480 horas de trabajo comunitario y terapias de control de la ansiedad.
¿Pero qué es lo que lo hace memorable además de quién ejecutó el robo? Que la actriz se declaró ante el mundo como cleptómana.




¿Qué es la cleptomanía?
Es un deseo incontrolable por robar objetos desde valores insignificantes hasta muy costosos, el cleptómano no distingue entre gustos ni precios, solo anhela sustraer objetos furtivamente para saciar su ansiedad. Por lo que se considera un trastorno de control de impulsos.
Síntomas:
-Roba objetos sin necesitarlos.
-Siente satisfacción por la acumulación de objetos durante y después del robo, aun cuando no los necesite.
-Experimenta sentimientos de culpa. 
-El impulso de robar es más fuerte que el autocontrol.
-No hay discriminación sobre a quién robar, es igual si se trata de un amigo, un desconocido, o en un centro comercial.
-En ocasiones el cleptómano devuelve voluntariamente lo sustraído.

Causas que desencadenan este trastorno:

1)      Biológicas:

Cuando el cerebro produce poca serotonina, el sujeto experimenta fuertes comportamientos impulsivos, sus estados de ánimo fluctúan y se desencadenan conductas anormales.
También se piensa que la cleptomanía está relacionada con la dopamina, que genera sensaciones de placer repetitivo ante determinadas conductas.
2)      Psicológicas:
Sucesos traumáticos en la infancia pueden desencadenar en conductas cleptómanas, donde se desea inconscientemente satisfacer ausencias y carencias sufridas.
Si además existen antecedentes familiares, donde personas cercanas roban con regularidad, existe la posibilidad de repetir patrones incorrectos de conductas.
3)      Sociales:
La cleptomanía inicia en la infancia, es deber de los padres estar atentos a las conductas de los hijos, y en caso de observar aparición de objetos que no son propios del niño, se debe conversar al respecto e indicar que no es una conducta aceptable. Las conductas y valores adquiridos en la infancia son pilares en la formación de la personalidad y acompañan al individuo durante toda la vida.
Si como padres se observa preocupación, retraimiento, ansiedad y deseos de tomar lo ajeno es necesario acudir prontamente a consulta con un profesional.




Consecuencias:
- Problemas legales y financieros.
- Problemas emocionales.
- Aislamiento social.
- Placer irreal, ya que la conducta tiende a repetirse sin saciar por completo la necesidad del sujeto.

Tratamiento:

- Acudir a psicoterapia. En Mi Psicólogo Getxo llevamos a cabo un tratamiento específico para la cleptomanía.
- Practicar la respiración, relajación y yoga para manejo del estrés.
- Identificación del pensamiento más recurrente antes de producirse el robo.
- Uso de medicamentos para regular la serotonina.
- Acudir a grupos de apoyo.