HIPERSEXUALIDAD, ADICCIÓN SEXUAL. Ninfomanía y Satiriasis

Cuando el hombre o la mujer manifiestan deseos insaciables por experimentar el sexo, al punto de hacerlo con desconocidos, o recurrir a la prostitución, se está en presencia de un problema psicológico o trastorno de la personalidad llamado hipersexualidad.
Según sea el género del paciente se habla de ninfomanía en mujeres, o Satiriasis o andromanía si quien lo padece es hombre.
La hipersexualidad, es un problema tanto de índole psicológico como biológico, con raíces tanto en el sistema límbico como también en trastornos psicóticos y esquizofrénicos entre otros.
Ninfomanía: El término proviene del griego de la palabra Ninfa o diosa de las aguas y la naturaleza. Es el término que se les da a las mujeres con intenso deseo sexual. 
Satiriasis o Andromanía: Adicción al sexo por parte de los hombres.


Causas: 
-Posibles tumores cerebrales.
-Desequilibrio en la dopamina y serotonina.
-Medicamentos empleados para controlar la esclerosis múltiple y la demencia.
-Abuso sexual, en mujeres que fueron abusadas, es una forma de retomar el control sobre el sexo opuesto.
-Uso y abuso de drogas como anfetaminas y opiáceos.
-Problemas en la autoestima, donde se cree que la única forma de obtener afecto es a través de la satisfacción del deseo sexual.
-Problemas psicológicos como la esquizofrenia entre otros.

Consecuencias: 

-El paciente puede caer en la prostitución en su afán de satisfacer sus deseos.
-Enfermedades de contagio sexual, ya que no existe control sobre el impulso sexual, lo que lleva a experimentarlo con cualquier persona y, de cualquier forma.
-El adicto al sexo jamás está satisfecho consigo mismo.
-Aislamiento.
-Voyerismo.
-Conductas autodestructivas.
-Problemas sociales.
-Exhibicionismo.
-Consumo de pornografía, citas por internet y en persona, masturbación.
-Se convierte en una conducta autodestructiva.
-Aun cuando la práctica sexual de estas personas es constante, no implica que realmente disfruten del acto sexual, los hipersexuales utilizan el sexo para llenar vacíos emocionales, y tratar de saciar las conductas que su cuerpo les solicita. La hipersexualidad es un trastorno que domina el pensamiento, por lo que se convierte en pasatiempo.




Mitos sobre la hipersexualidad
-En el pasado se creía que quitándole los ovarios a las mujeres o practicando la ablación (extirpación del clítoris), se erradicaba la ninfomanía.
-También se recetaban baños de agua helada y mucho descanso.
-Hacia inicios del siglo XIX se creía que comer chocolate aumentaba el deseo sexual (debido a que el chocolate es un afrodisíaco), al igual que tener pensamientos impuros.
¿Qué hacer?
Si descubres que el sexo no te satisface y cada vez deseas más y más, al punto de perder el control sobre tus acciones, debes recurrir a un psicólogo quien te ayudará a controlar tu conducta. En Mi Psicólogo Getxollevamos a cabo tratamientos para problemas de carácter sexual.
Ten en cuenta que la hipersexualidad es poco conocida, por lo que usualmente se trata en consulta la falta de deseo sexual o pérdida del mismo.
Sólo un porcentaje pequeño de mujeres padecen ninfomanía e igualmente son pocos los casos de hombres con satiriasis.
Ambas conductas se superan por completo al descubrir las cusas que la originaron, lo que te permitirá volver a disfrutar de una sana experiencia sexual sin depender de la misma.