CÓMO ELEGIR AMIGOS REALES

Lo considerabas tu confidente, casi tu hermano, le entregaste tu confianza plena, y hasta lo buscaste a la mitad de la noche para llevarlo al médico cuando nadie más lo hizo. Pero cuando requeriste de su hombro para llorar después de esa ruptura amorosa ¡no estuvo! Cuando te operaron el apéndice no llegó a verte, y peor aun cuando tuvo la oportunidad abusó de tu confianza. ¿Qué ocurrió? ¿Cambió repentinamente? ¿Te equivocaste en la elección de tu amistad?
Todos en algún momento hemos tenido malas experiencias con personas a las que considerábamos “amigos”. Las circunstancias no deberían afectar el verdadero sentido de una amistad, pero lo cierto es que de cada decepción debe quedar un aprendizaje.
Es necesario alejarse de personas que son poco confiables y que han demostrado reiteradas veces que solo aparecen cuando requieren de ayuda, apoyo o consejos, pero que no son recíprocas cuando se trata de ayudar al prójimo.



Si quieres aprender a elegir amigos reales, debes leer los siguientes consejos:
1) Observa y aprende:
Una amistad real se fundamenta en principios como la confianza, el elogio a las buenas acciones, el apoyo en momentos difíciles.
Si la persona que dice ser tu amiga, tiene tendencia a difundir abiertamente aquello que le contaste como una confidencia, envidia tus logros, te deja mal en público, y desaparece cuando atraviesas dificultades. Debes comprender que no existe lealtad en la relación.
2) La amistad se construye con el tiempo
No se le debe llamar amigo a quien apenas se acaba de conocer. Por lo general todas las personas tienden a mostrar su mejor cara cuando acaban de conocer a otro, para así dar una buena impresión. Pero con el paso del tiempo, la personalidad real sale a la luz para demostrar quién es quién. Como dicen por ahí, “no todo lo que brilla es oro” así que evita dejarte llevar por la apariencia.
Conoce bien a las personas, serán sus acciones desinteresadas las que te den pistas sobre una amistad real o un amigo de oportunidad.




3) Rodéate de personas positivas
Si eres de los que tienen una lista extensa de amigos y siempre agregas nuevas personas a tu vida, procura que estas sean positivas. El buen humor y el optimismo se contagian. Y aunque parezca incómodo de asimilar, la realidad es que las personas negativas se regocijan en los problemas de otros.
Nada mejor para un negativo que saber que fracasaste de alguna manera, que te enfermaste o que te asaltaron. Es su momento ideal para sacar a flote su arsenal de problemas y circunstancias similares. Además, siempre le verán el lado oscuro a cada situación, por lo que tus pretensiones, proyectos y deseos de veranear en esa isla del Caribe, al ser conocidas por “el negativo” este no dudará en hacerte conocer miles de excusas de lo que podría pasarte como, por ejemplo, un clima de tormenta que azotará la isla, un avión descompuesto, el peligro del lugar y las enfermedades tropicales que puedes coger en esas vacaciones. Mientras que las personas optimistas anhelarán que vayas y disfrutes de tu viaje.
4) Los pseudo amigos
También debes tener cuidado con los pseudo amigos, estos son como las plantas carnívoras, toman lo que necesitan de ti, luego te devoran y se esfuman.
Pueden permanecer a tu lado por años obteniendo beneficios y hasta ofreciéndote ayuda, solo a la espera del momento ideal para tomar la tajada de lo que esperan de ti.