AMOR NO SALUDABLE

Algunas relaciones hace tiempo que han traspasado los aspectos sanos que las mantenían unidas. Sin embargo, la negación de las circunstancias, las conveniencias sociales y los pensamientos hacia como se verán afectados los hijos, los mantiene juntos en contra de lo que realmente dicta el corazón y el sentido común.
¿Cómo saber cuándo una relación dejó de ser saludable? ¿Cuáles son los síntomas que marcaron que el entusiasmo se dejara a un lado?


Síntomas del amor no saludable
1) La autoestima se ve lastimada: Cuando uno de los miembros de la pareja no cumple su papel de manera correcta, surge en la otra persona, tristeza, decaimiento y dudas. Sentimientos de estar totalmente solo(a), a la deriva.
La autoestima entra en juego cuando no se logra comunicar a la pareja los sentimientos de frustración que le aquejan.
2) Envidia hacia la vida de otras parejas: Algo sin duda va muy mal en tu vida cuando empiezas a ver que hay más felicidad a tu alrededor que dentro de tu propia relación.
La envidia no es saludable, muchas parejas parecen vivir entre nubes o al menos eso perciben quienes los ven, pero de puertas hacia adentro sus vidas son caóticas; y aunque este no sea el caso, tu felicidad no está fuera de ti, sino en tu interior. Cultívala y compártela con tu pareja en lugar de envidiar a otros.



3) Si recuerdas a ex parejas: El prefijo “ex” significa que ya no está, si te encuentras en una relación de pareja y sigues atado a recuerdos vanos, y comparando a tu actual pareja con tu ex, y peor aún, se lo dices: él era más cariñoso, me cuidaba más, era más detallista, se reía de mis chistes. Vas a crear en el otro un desprecio por la relación y por ti.
Hay maneras de pedir ciertos cambios en la pareja sin usar comparaciones, por ejemplo: me gustas aún más cuando eres detallista porque siento que me amas el doble, me gusta cuando nos reímos de nuestros chistes, etc. Verás como el otro se siente alagado en lugar de insultado.
Por otro lado, a nadie le gusta que le achaquen culpas que no cometió, algunas parejas en momentos de enojo y dudas, apelan a las comparaciones negativas e hirientes como, por ejemplo: Tu actitud es igual que la de fulana, por lo tanto, sé que vas a engañarme; es que todos son iguales; ella o él era mejor como padre etc.
Si estás con una persona es para amarla y respetarla, si piensas tanto en tu ex entonces, ¿por qué lo o la dejaste?