PERSONAS QUE AGREDEN A LOS ANIMALES

¿Odiar a los animales? Parece difícil creer que existan personas que no soportan verlos ni en fotografías. Pero, aunque no simpaticen con ellos, el problema está cuando se acude a la agresión.
La violencia en nuestra cultura es parte de la vida cotidiana. Los seres humanos somos víctimas de esta, sin importar la edad o género, y son diversas las razones por las cuales un ser maltrata a otro.
Los medios de comunicación son portavoces de los crímenes cometidos de manera abierta, pero la situación cambia cuando los animales son los protagonistas de la agresión por parte de los humanos, pues estos casos rara vez se dan a conocer públicamente.




El maltrato animal puede originarse de dos maneras: 
-Directa, cuando se actúa de manera agresiva intencionalmente, torturando o mutilando.
-Indirecta, desestimando la atención médica, alimentación y cuidado.
Estadísticas demuestran que las personas con estas conductas, llegan a ser hasta cinco veces más violentas en el trato con las personas. Sin embargo, no todos los que han lastimado animales son agresivos con sus pares, pero quienes sí lo son, poseen en su historial un registro de maltrato animal. Es decir, es más probable que quienes maltratan animales, agredan con sadismo a seres humanos.
Varias investigaciones realizadas por el FBI han comprobado la relación entre el abuso doméstico y animal.
Los niños que presencian crueldad en el hogar, tienen inclinación a repetirla en los animales. No obstante, manifestar esta agresión en la infancia y adolescencia es una forma de expresar ira y frustración ante actos de humillación vividos. 




Otras investigaciones han expuesto la relación entre trastornos anti-sociales de la personalidad y antecedentes de acciones crueles hacia los animales. Así como unos estudios elaborados por Mcdonalds J.M (1963), establecen como una de las características de los asesinos en serie es la violencia a los animales.
La Humane Society de los Estados Unidos desde el año 2000, ha recopilado información de los casos de abuso a los animales, concluyendo que los hombres son más propensos a llevarlos a cabo, mientras que las mujeres tienden más a su acumulación a veces enfermiza.
Asimismo, determinaron que las mascotas son las víctimas más comunes, más de un millón de animales son lastimados cada año por sus cuidadores, principalmente perros y luego gatos. La forma más común de herirlos es disparándoles, y las mujeres suelen maltratar ahorcándolos.
De igual forma, los animales de granja que forman parte de la industria alimenticia, como vacas, cerdos y caballos, son víctimas de brutalidad. Aunque estos casos no suelen tomarse mucho en cuenta, pues sus condiciones de vida son la mayoría de las veces precarias e insalubres, y la matanza se lleva a cabo de manera despiadada.
En algunos países está tipificado como delito el maltrato animal, y son tomadas acciones jurídicas contra aquellos que lo cometen. Pero, lamentablemente, no es el común denominador.
La crueldad contra los animales sigue siendo un tema secundario, nadie lo considera una prioridad. Si así fuera, sería más fácil identificar a aquellas personas propensas a causar daño y tratarlas psicológicamente si se identifican a tiempo.
Los animales no deben sufrir para complacer a la especie humana.