CÓMO DEJAR DE JUZGAR A OTROS PARA SENTIRSE MEJOR CONSIGO MISMO

Juzgar a otras personas es una condición bastante natural en los humanos. Sin embargo, son más los inconvenientes que los beneficios que traen estas conductas para quien juzga cuando se convierte en una condición de vida.

Lamentablemente aquel que intenta “destruir a otros” a fuerza de críticas, desconoce que a esa otra persona no le interesa ser objeto de señalamientos.


Si ya estás cansado de fiscalizar constantemente a quienes te rodean, o si no sabes qué hacer para controlar estos impulsos negativos que desdicen de quién eres como persona, te recomendamos leer este artículo. En el encontrarás varios tips que te ayudarán a controlarte justo en ese instante en el que empiezas a juzgar, para que así puedas modificar rápidamente tu modo de pensar.
1.- Atento ante tu forma de pensar
Tan solo imagina que quieres ser rico, pero jamás te has percatado de tus ingresos y gastos del mes, así que ¿cómo esperas ser millonario? Igual ocurre con los pensamientos críticos que diriges a otros, si quieres dejar de juzgar todo el tiempo, debes aprender a percatarte de aquello que dices, la forma en la que lo dices y contra que personas enfilas generalmente tus críticas más fuertes.
Durante tu día, toma algunos minutos para recordar aquellas cosas negativas que observaste en otros, luego repásalos y observa si existe algún patrón en común, es decir, si estás atacando a una persona en particular o si tus críticas van dirigidas a todos por igual. De igual manera, debes tener en cuenta en qué momento del día eres más crítico, ya que a veces cuando se está bajo condiciones de estrés se puede llegar a ser hostil con otras personas debido a la presión emocional que se experimenta en el momento. Después de esto, te queda como tarea controlarte cada día un poco más.
2.- Toma el control
¿Ya sabes cuándo eres más crítico?, ¿y a quiénes tomas como tu foco de atención? ahora es momento de controlarte a través de la atención plena. Esto no se consigue de la noche a la mañana, pero si tus deseos de cambiar son genuinos, empezarás a desarrollar más prudencia en el momento de emitir un comentario que pueda llegar a afectar a otros, o que deje en evidencia que sientes envidia por la condición de otros.
Una valiosa técnica consiste en practicar la meditación una vez al día, para concentrarse en cuáles son los aspectos que deseas mejorar en tus relaciones personales de ahora en adelante.
3.- Protege tu autoestima
Tal vez no lo sepas, pero cuando juzgas a otros, realmente estás criticando aquello que careces en tu vida, y que por falta de esfuerzos propios o determinación no has alcanzado.
Tan solo piensa ¿cómo te sentirías si alguien intenta opacar tus logros todo el tiempo? ¡Tu autoestima se afectaría! Así que practica “la autocompasión”. Puedes escribir una carta en la que anotes aquello que no soportas de tu actitud crítica y luego perdónate.
Abandonar las conductas negativas del pasado, te permitirá comprometerte a ser una persona más consciente en el presente. Solo respetándote podrás respetar a otro al colocarte en su lugar, ¡tu vida sin dudas cambiará!



4.- Intenta ser más tolerante
Algunas personas critican porque son muy intolerantes. Recuerda que cada persona tiene sus propios dones y fallas, y en eso radica lo especial que puedes llegar a ser. El mundo sería demasiado aburrido si todos pensáramos igual y actuáramos igual.
Ser comprensivos consiste en mirar el mundo con nuevas y mejores lentes, donde ayudas a otros y permites que esas personas te ayuden y donde los respetas con cada una de sus virtudes y desaciertos. Puede que no estés de acuerdo con alguien, incluso que no te agrade del todo, pero no por ello debes ser menos amable o hiriente. A la larga solo tú quedarás como una persona indeseable, mientras que el otro contará con el aprecio de todos.
Si tu fuerza de voluntad no es suficiente como para controlar las críticas que efectúas diariamente puedes buscar ayuda profesional, a través de la cual conseguirás desarrollar el equilibrio que buscas para sentirte mejor contigo sin sabotear tus emociones ni las de los demás. Puedes ponerte en contacto con los psicólogos de Mi Psicólogo Getxo en el 675 713 537.
Si esta información te ha sido útil, por favor compártela en tus redes sociales y déjanos tus comentarios para poder orientarte en lo que esté a nuestro alcance.