¿POR QUÉ NOS SENTIMOS INSEGUROS?

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sentido inseguridad ante diferentes eventos. Dudamos, tenemos miedo, en ocasiones nos paralizamos y no sabemos qué hacer. Estos sentimientos encontrados pueden ser momentáneos o permanecer en el tiempo.
Por lo general, cuando nos enfrentamos a situaciones de amenaza y entornos agresivos, podemos perder el control de las emociones y hacer florecer episodios del pasado en los que hemos quedado anclados, sin poder dar respuestas ante la adversidad.



La carencia de confianza en sí mismos, no permite desarrollar relaciones sanas y duraderas.
Alfred Adler, psicoanalista, afirma que las personas inseguras sufren de complejo de inferioridad. Los síntomas pueden ser: Baja autoestima, timidez, agresividad, miedo, ansiedad y angustia.
¿Cuáles pueden ser las razones de la inseguridad?
- Confrontar problemas: Evitar los problemas es una actitud que asumen muchas personas, piensan que de esa manera pueden evadir los resultados. Este tipo de acciones surge producto de generar expectativas creadas por miedos y referencias erróneas de la mente.
- Situaciones traumáticas del pasado: Eventos como accidentes, agresiones físicas y emocionales, incendios, terremotos, confrontar delincuentes, pérdida de un ser querido y el acoso escolar, siembran en el inconsciente temor de volver a confrontarlas. Llenan al individuo de inseguridad en algunos aspectos de su vida.
Un ejemplo es el de un paciente que alegó que se encontraba en un pueblo de una zona bastante árida de su país, y en medio de sus actividades se detuvo en un café, levantó la cabeza y observó en la distancia una neblina espesa que por un momento lo hizo pensar en la bruma que se observa en los lugares de playa. Esto le alteró hasta tal punto los nervios, que tuvo que pedir un taxi y huir del lugar. Solo hasta que llegó al hotel, fue que de manera consciente comprendió que en ese pueblo no había ni un río cerca. Su descontrol provenía de un miedo de la infancia que se hizo presente de la nada. De niño casi muere ahogado en una playa y la bruma que vio en la actualidad, era tan solo indicios de una tormenta que se aproximaba.
- Falta de afecto: La carencia de cariño específicamente en los primeros años de vida, repercute significativamente en el desarrollo de la personalidad y la seguridad para enfrentar diferentes eventos positivos y negativos.
- Control sobre las acciones: Por lo general nos gusta sentirnos seguros en cuanto a lo que hacemos y planificamos, deseamos que se ejecuten como fueron diseñadas. Cuando esto no se cumple, existe la posibilidad de bloquearse y desestabilizarnos.




¿Podemos superar la inseguridad?, ¿necesitamos ayuda de especialistas? Mientras seamos conscientes de la situación y sea posible controlar los síntomas y superarlos por nuestra propia cuenta no será necesario. Si no es así, debemos buscar ayuda de especialistas para poder esclarecer cuál o cuáles fueron las causas y así combatir el sentimiento. Si necesitas ayuda, en Mi Psicólogo Getxo podemos ayudarte a superar tus inseguridades. Ponte en contacto con nosotros en el 675 71 35 37.
Algunas recomendaciones para mejorar esta realidad pueden ser:
- Crea espacios para divertirte y compartir experiencias: Cada momento es único para aprender y crecer uno mismo y con los demás.
- Reconoce los errores que puedas cometer: Reflexionar sobre nosotros y nuestras debilidades nos fortalece.
- Acéptate a ti mismo con tus defectos y cualidades: Es sinónimo de amarse y valorarse.
- Conversa sobre tus miedos con otras personas: Todos hemos vivido períodos de conflicto y compartirlo puede ayudar a esclarecer dudas.
- Muestra pensamientos y actitudes positivas: Ante todo lo que emprendas y hagas asume una visión optimista.
- Mira las cosas tal cual como son: Trata de ver objetivamente cada situación, para que las emociones no distorsionen la realidad.
- Aprende a perdonarte a ti mismo y a los demás: esto es un acto de amor para ti y para los demás. Esta acción nos hace humildes e iguales. No tenemos nada que juzgar de nuestras conductas ni de los otros.
- No te compares con otras personas: Todos somos diferentes y únicos.
Como recomendación final busca hacer aquellas actividades que te hacen notar o destacar, por las cuales sientes placer y te hacen sentir ese ser extraordinario que eres.