ESTRATEGIAS PARA DESACTIVAR PENSAMIENTOS NEGATIVOS

¿Te cansaste de ser el único que no consigue ver ninguna oportunidad en las situaciones que te propone la vida?
No podemos dejar de pensar de manera negativa, es cierto. Por muy optimista que pretendas ser, solo basta una mínima palabra o chispa de negatividad para que un hermoso escenario mental se transforme y surjan los fantasmas de las dudas. Sin embargo, únicamente siendo conscientes plenamente de nuestras actitudes negativas es que podremos detenerlas y modificarlas.

Es por ello que este artículo está dedicado a quienes constantemente piensan no poder conseguir lo que se proponen incluso mucho antes de haberlo intentado. Continúa leyendo y podrás enterarte de las estrategias más efectivas para que de ahora en adelante seas más responsable con tu manera de pensar.


1.- Autoanálisis
Muchas personas “negativas” no son conscientes de serlo. Creen que sus pensamientos son producidos como mecanismos de defensa, que les permiten estar siempre atentos ante las posibles opciones en todos los escenarios en los que se desenvuelven. Es decir, ¡no dejan espacios vacíos en los que algo positivo pueda surgir!
Si en lugar de enfocarte en lo que puede llegar a suceder, empiezas a observar más de cerca aquellos pensamientos predominantes en tu día a día, podrás modificar tus palabras y por ende tus acciones.
2.- Replantéate cualquier pensamiento
De ahora en adelante emplea con más frecuencia las frases ¡qué tal si consigo algo mejor!, ¡todo saldrá bien!, ¡me divertiré!
Si te convences a ti mismo de las cosas que obtendrás y las personas encantadoras que llegarás a conocer, es más probable que te animes a sepultar la negatividad para siempre.
3.-  Cambia de actividad
Permanecer mucho tiempo anclados en la rutina acaba con los deseos de intentar innovar y mejorar.
Arriésgate a practicar un deporte, viajar a un lugar desconocido, bailar, ir a fiestas, e incluso probar un nuevo restaurante, así obtendrás nuevas experiencias que cambiarán tu óptica respecto a la vida.
4.-  Evita estar con personas que son negativas
Lamentablemente la negatividad es como los virus ¡se contagia!, así que evade a esas personas que constantemente piensan mal respecto a todo y todos. Por más que lo intentes ellos no modificarán sus conductas y tú no lograrás avanzar mientras te rodees de pensamientos basados en temores ajenos.


5.- Evitar los elementos que disparan tus emociones negativas
Ciertas obras de arte evocan tristeza, soledad o dolor, es decir, son activadoras de emociones negativas y consiguen incluso despertar recuerdos vividos en el pasado de quienes las observan. Lo mismo sucede con algunas lecturas y canciones, así que de ahora en adelante evita cualquier cosa que te despierte sentimientos desagradables.
6.- Crea tus propias frases positivas
Conseguirás cientos de estas en libros y revistas, pero nada es más efectivo que crear frases positivas con las que te identifiques plenamente porque te serán fáciles de recordar estés donde estés.

Ten presente que ¡nada dura para siempre! Hasta los pensamientos negativos pueden acabarse si tú te lo propones, solo tú tienes el poder de modificar tu vida y alcanzar ese empleo nuevo, más invitaciones para salir, amistades fabulosas y plenitud, así que no permitas que tu mente te sabotee justificándose con pensamientos que te impiden avanzar.