8 HÁBITOS TÓXICOS QUE DEBES EVITAR EN TU VIDA

Tener una actitud positiva cada día no es una tarea fácil. Las circunstancias a tu alrededor pueden modificar en segundos tu buena disposición para afrontar una tarea o tratar a determinada persona. Pero sin duda existen ciertos hábitos y comportamientos que puedes evadir y que sabotean tus esfuerzos constantes para alcanzar la plenitud en tu vida.
Si te interesa mantener una actitud positiva más allá de las circunstancias, continúa leyendo y entérate de los hábitos que debes evitar en tu vida de ahora en adelante.



1.- No te tomes las cosas tan a pecho
A veces permitimos que nuestros sentimientos sean lastimados por palabras o acciones de terceros. Recuerda que aquello que otros dicen o hacen, no necesariamente tiene relación contigo, ni mucho menos te determina.
Si alguien te lastima constantemente evita su presencia, y si no puedes, porque por ejemplo se trata de tus padres o tu pareja, confronta la situación y explícales cómo te afecta tal situación.
2.- Ser demasiado crítico
Algunas personas no necesitan contar con la opinión de terceros para acabar con su autoestima, basta con escuchar su propia voz interior que los juzga constantemente para sentirse verdaderamente mal. Juzgar a otros, y peor aún juzgarse a sí mismo, es una conducta tóxica.
Ser críticos consiste en conseguir siempre lo negativo en cada situación, es decir, buscar obstáculos para sentirse seguros y plenos de aquello que hacemos.
3.- Aferrarse a los hechos dolorosos del pasado
Por muy difícil que sea aceptarlo, las situaciones del pasado no cambiarán, aunque las revivamos cada día en nuestra mente. Los “hubiera” no existen, deja ir el dolor y cada sentimiento de pérdida, y verás cómo puedes avanzar con más tranquilidad hacia el futuro.
4.- Sentir celos
Cuando estás más pendiente de lo que les genera felicidad a otros, pasas por alto tus propios logros y motivos para sentirte afortunado en la vida.
Los celos son emociones improductivas. Es mejor dedicar esos pensamientos a generar nuevos motivos para surgir, trabajar más y ser mejor persona.
5.- Sentirse víctima
Te quejas constantemente por todo lo malo que te sucede, y sin darte cuentas afectas negativamente tu vida y la de las personas a tu alrededor.
Sentirse víctima, en lugar de generar la lastima o la atención que tanto anhelas, acaba por alejar a las personas, generado estragos en tu vida amorosa, laboral y familiar.
La forma en la que elegimos vernos a nosotros mismos, incidirá en la forma en que nos vean los demás. Deja de verte como víctima y los demás te verán como un triunfador.
6.- Carecer de empatía
Si no sientes afecto, pasión, respeto y comprensión por los demás, serás visto como una persona cruel. Lamentablemente la crueldad y la indiferencia son las peores enfermedades que experimenta la sociedad actual.
No es para nada productivo carecer de empatía, este es un hábito tóxico muy perjudicial. Intentar colocarse en el lugar del otro te ayudará a sentirte mejor, e identificar motivos para ser agradecido por lo que tienes, por quién eres y por lo que sabes llegarás a alcanzar como ser humano si te lo propones.



7.- Desarrolla el autocontrol
Si cada decisión y acción que tomas se basa en impulsos puedes afectarte y afectar a otros.
El autocontrol es la herramienta que permite conseguir el mejor resultado en cada situación, y que te ayudará a genera grandes cambios personales e influir positivamente en otros.
8.- No intentes impresionar a los demás
Cuando fundamentas tus acciones en tratar de impresionar a los demás, dejas en el camino tu felicidad. Ser auténtico y fiel a los propios principios te libera de la angustiosa tarea de aguantar las críticas ajenas, total, hagas lo que hagas ¡jamás podrás complacer a todos! Así que empieza por agradarte a ti, la única persona a la que realmente le debes dar cuentas diarias de tu vida.
Ser tóxico, más que dañar a otros, mancilla tu propia vida. Aprender de los propios errores y elegir cambiar aquello que no te hace bien en tu evolución personal es señal de madurez.

Mantén tu conciencia clara y tus pensamientos en positivos y tu vida entera vibrará en la plenitud. Si no consigues erradicar por ti mismo esos pensamientos que te mantienen en minusvalía, no dudes en buscar ayuda profesional. ¡En Mi Psicólogo Getxo podemos ayudarte!