CÓMO MEJORAR LA CALIDAD DE TU SUEÑO

La calidad de tu sueño incide en cada una de las actividades que has de realizar durante tu faena diaria. Pero en este artículo pretendemos orientarte en un sentido un poco diferente, es decir, dándote patrones de comportamiento que puedes modificar para que tus actividades no afecten la eficacia de tu sueño.

Lo creas o no, todas las cosas que efectúas durante el día se quedan almacenadas en tu subconsciente, y reaparecen justo cuando el cuerpo necesita descansar. Por lo que prestar más atención a la manera en que nos desenvolvemos podría darles un vuelco positivo a nuestras vidas. ¿Quieres enterarte cómo? Continúa leyendo.



1.- Construye patrones
Si cada día te despiertas a la misma hora, creas hábitos a los que se adapta tu cuerpo, pero para que estos surtan efecto real, deberás respetar estos patrones incluso en los días de descanso.
Cuando lo haces, tu ritmo circadiano (que es el encargado de regular la secreción de las hormonas y regular el metabolismo) se adapta a trabajar de forma organizada. Tu despertar será más placentero, y a la hora de dormir conciliarás un descanso más satisfactorio.
2.- Desayuna a una hora fija
Aunque parezca increíble, la primera comida del día afecta el sueño nocturno. Desayunar ayuda a preservar energías que son necesarias para mantenerse activo durante todo el día, y proporciona calma al cerebro, pues le indica al mismo que tus necesidades básicas serán cubiertas.
3.- No utilices alarmas
Los despertadores o alarmas telefónicas alteran tus patrones de sueño. Es mucho mejor acostumbrar al cuerpo a despertarse amablemente.
El mecanismo de “despertar” realmente inicia dos horas antes de abrir nuestros ojos cada día. Y cómo ya te explicamos, ello incide en la liberación de tus hormonas. Cuando te despiertas abruptamente, interrumpes la acción normal de tu cerebro, y su incidencia en la liberación del cortisol y adrenalina, lo que te hará sentir agotado, molesto, y desanimado durante tu faena.
Suponer que si pospones la alarma por unos minutos más podrás descansar, y despertarte más reposado, tampoco es una opción, pues este tiempo “extra” es de mala calidad ya que tu cerebro estará alerta, a la espera del nuevo sonido de la alarma.
4.- Siestas cortas
Dormir la siesta es importante para recuperar energías. Consiste en un sueño breve que no debe pasar de veinte minutos. De lo contrario se te hará muy difícil levantarte y retomar tu trabajo.
Incluso si no te quedas dormido, hacer un descanso cada tarde, en donde puedas recostar tu cabeza, y despejar tu mente te ayudará a sentirte más relajado.
5.- Evita los carbohidratos
Tu ingesta diaria también afecta tu dormir nocturno. Una dieta poco balanceada, o muy cargada de carbohidratos, aumenta el azúcar en tu sangre provocando que pierdas el deseo de dormir y acabes trasnochando.


6.- Baños de sol
La luz solar estimula la producción de vitamina D. Esta es necesaria para el sistema digestivo, y la absorción de los nutrientes de los alimentos.
Además, regula tu ritmo de sueño, por lo que es oportuno que te expongas al astro rey cada mañana por al menos 30 minutos.
7.- Evita tomar café
Esta bebida te recarga de energía por las mañanas, pero no es recomendable que tomes café por las tardes ya que alterarás tus patrones de sueño entre tres y cinco horas, causando estragos para dormir.
8.- Nada de móviles
Está comprobado que el uso de móviles por las noches altera el sueño. Esto ocurre porque la luz azul de la pantalla del móvil despierta nuestro cerebro para que captemos más información y así el sueño se suprima.
Existen otra clase de patrones adecuados que debes tener presente para que tus noches sean mucho más placenteras. Por ejemplo hacer ejercicios, y si ves televisión por la noche, evita las películas que te impresionen ya que pueden generarte pesadillas.
En conclusión
Como pudiste notar, la calidad de tu sueño, es directamente proporcional a lo que haces durante el día. Por lo que depende de ti dormir mejor de ahora en adelante.
Si esta información te gustó puedes recomendarla a tus contactos, y publicarla en tus redes sociales.