REDUZCA EL MIEDO EN LOS NIÑOS

Es normal que un niño pequeño tenga miedo, porque es una emoción natural que nos ayuda a enfrentar nuevas experiencias y protegernos de los peligros. Tanto es así que los cuentos de hadas y las películas como "Monsters SA" pueden ayudar a un niño a superar el miedo al ver cómo los héroes y las heroínas enfrentan el peligro.

Importante: Los miedos pueden variar en edad, considerando el contexto y las experiencias del niño. Es importante evaluar el grado de intensidad que tiene el miedo en la vida del niño. Lo mejor que puedes hacer para ayudarlos es darle la bienvenida a su angustia y calmarla. Para ayudar con esta tarea, te daré algunos consejos.



Los miedos más comunes
Comenzaremos explicando cuales son los miedos más comunes en función de la edad del niñ@:
0-6 meses: pérdida de contacto físico con la madre, ruidos fuertes y luces fuertes.
7-12 meses: personas extrañas, situaciones extrañas, separación y altura.
2-3 años: animales y personas disfrazadas o con máscaras.
3-6 años: oscuridad, tormentas eléctricas, monstruos y fantasmas; perdida de seres queridos; dormir solo con lluvia y truenos.
6 y 10 años: miedo a quedarse en la escuela, preocupación por la escuela, enfermedades, miedo a la muerte de uno mismo o a la de los padres.
10 a 12 años: preocupaciones sobre la amistad y las relaciones.
+13 años: Preocupaciones sobre las relaciones con el sexo opuesto, independencia, planes de vida y futuro.
No subestimes los miedos de los niños
El miedo del niño es grave y muy real. Riéndose de los temores que expresa el niño, sacude su confianza y no ayuda a disminuir el miedo. Idealmente, demuéstrale que entiendes lo que es tener miedo a algo y que gradualmente podrás lidiar con ello. Una vez que lo hayas calmado, puedes intentar minimizar el miedo hablando de su miedo.
No empujes, sino ayuda a tu hijo a enfrentar el miedo gradualmente
Una forma de lidiar con el miedo a los monstruos es materializarlo en un dibujo. De esta forma, el niño tiene la posibilidad de transmitir su angustia y hablar sobre su miedo. Habla con tu hijo sobre el miedo y ayúdalo a pensar en una forma de lidiar con ese miedo. No fuerces a tu hijo a situaciones a las que le tenga miedo, tiene derecho a acostumbrarse gradualmente a lo que teme.
Da una explicación racional al miedo
Explicar simple y racionalmente lo que está sucediendo puede ayudar al niño asustado a superar el miedo. Para algunos niños, una demostración puede ayudar. Por ejemplo, si cree que puede ser succionado por el inodoro, puedes explicarles que el agua y las burbujas de jabón corren por el desagüe, pero que los niños y los patos de goma no.
Cree algo para combatir el miedo
Los objetos (peluches, pañales, amuletos, etc.) pueden ayudar a su hijo a enfrentar situaciones aterradoras. Probablemente llevará el objeto a todas partes hasta que encuentre otras formas de calmarse.



Rocíe la habitación con spray anti-monstruos (use un spray con agua, agregue un poco de esencia aromática y brillo o lentejuelas) o pronuncie "frases mágicas" para alejar a los visitantes no deseados. De esta manera, el niño se sentirá protegido a la hora de acostarse. 
Otra opción es nombrar a su peluche favorito o superhéroe que será su guardián. Para combatir el miedo a la oscuridad, enciende una lámpara o deja un poco de luz iluminando la habitación.
Reduce el miedo contando una historia divertida de monstruos
Una gran alternativa para ayudar a tu hijo a lidiar con el miedo es contar historias divertidas en las que el personaje enfrenta el miedo y sobrevive. Puedes inventar la historia o buscar pequeños libros que hablen sobre ella.
Atención a los miedos
Vigila lo que tu hijo está mirando, ya que, aunque parezca un programa inofensivo, puede estar asustándolo. En este caso, es mejor cambiar de canal o sugerir otra actividad.
Ten en cuenta la intensidad y la frecuencia del miedo, ya que el niño puede desarrollar un problema de ansiedad o sufrir alguna forma de fobia. Para estas situaciones, será importante buscar ayuda profesional para evitar que el miedo interfiera con las actividades normales. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el 675 713 537.