6 SEÑALES DE QUE SOBREESTIMAS LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS

Si eres honesto contigo mismo, ¿cuán importante es la opinión de los demás? ¿Te preguntas regularmente cómo tu opinión, tu apariencia o incluso tus puntos de vista afectan a tu entorno o tienes dudas y te concentras solo en ti? Es cierto que es un deseo común ser aceptado por nuestro entorno y ajustarnos a las ideas de familiares, amigos y colegas. Pero cualquiera que se exceda se coloca en un segundo plano y posiblemente toma decisiones que ni siquiera respalda. Para asegurarnos de no llegar tan lejos, te muestro 6 señales que indican que puedes estar sobrevalorando las opiniones de los demás y qué puedes hacer para cambiarlo.




1. Simplemente no puedes decir que no
Un amigo te pide un favor y aunque no tienes tiempo, lo haces. Después de todo, tu compañero podría pensar que eres improductivo o incluso perezoso si niegas tu ayuda. Pero decir que no, es una característica importante, que no sólo contribuye a tu bienestar, sino también conduce a mejores resultados y evita que te puedan explotar.
2. Te gusta dar delante de los demás
Es una reacción natural sentirse orgulloso de nuestros logros. Sin embargo, una y otra vez, hablas de tus logros -muchas veces exagerando- con tus colegas y desconocidos. Entonces debes preguntarte qué desencadena ese comportamiento. Con frecuencia, la respuesta es que sobreestimas la opinión de los demás y, por lo tanto, quieres presentarte con la mejor luz posible.
3. Aceptas el papel de víctima
Por otro lado, puedes sentirte cómodo con el papel de víctima. Con ello, te aseguras de ser el centro de atención.
4. Siempre quieres saber lo que piensan los demás
Otra fuerte señal de que sobrevaloras las opiniones de los demás es el hecho de que te cueste mucho expresar tu propia opinión. En general, sigues los gustos del rebaño. Para ello, en ocasiones, echas mano de las redes sociales con la intención de descubrir preferencias y gustos.
5. A menudo eres cauteloso
Como siempre deseas causar una buena impresión, es raro que te arriesgues. Después de todo, te expondrías al riesgo de cometer un error. Lo mismo se aplica al contacto directo con amigos. Te comportas de la manera más amigable posible, para no llamar la atención. Sin embargo, eso también significa que a menudo tienes que guardar tu verdadera opinión para no ofender.



6. No puedes tomar decisiones
Algunas personas deciden espontáneamente desde el intestino y, a menudo, toman las mejores decisiones. Sin embargo, si le das demasiado a las opiniones de los demás, las decisiones se convierten rápidamente en un gran obstáculo. Te resulta difícil elegir un camino, porque sigues preguntándote cómo deciden los demás, por lo que concedes demasiada importancia a las opiniones de tu entorno.
Cómo superar las opiniones de los demás
Es muy fácil poner la opinión de otros en un pedestal y considerarlo infalible. Para muchas personas, esto da una sensación de seguridad, pero también de pertenencia. Debido a esta actitud, muchas personas, especialmente las inseguras, actúan de acuerdo con el lema: “si siempre hago exactamente lo que otros esperan que haga, no hay peligro de ser rechazado”.
El ajuste permanente y el desconocimiento de la propia opinión, puede hacer infeliz e incluso puede tener otros efectos negativosLa autoestima sufre después de un corto tiempo e incluso es posible que aparezca más ansiedad e inseguridad
Para que el consejo sea un poco más práctico, he reunido dos consejos que te facilitarán prestar menos atención a las opiniones de los demás.
a. Cree en ti mismo: Una de las razones principales por las que las opiniones de las personas están sobrevaloradas es su propia inseguridad. Intenta creer en ti mismo y en tus propias habilidades. Si intenta algo, suponga que puede hacerlo sin importar lo que piensen los demás. En definitiva, refuerce su autoestima.
b. No seas dependiente: No importa lo que planee hacer, no haga que sus decisiones y acciones dependan de las opiniones de su entorno. Es decir, si quieres hacer algo, hazlo, incluso si no todos piensan que es una buena idea.