MEJORA EL RENDIMIENTO. CONSEJOS PARA ENTRENAR LA FUERZA MENTAL

¿Qué es la fortaleza mental? La fortaleza mental es la combinación y el desarrollo de varios conceptos psicológicos, como la autoeficacia o la capacidad de recuperación. En general, se refiere a la capacidad de lidiar bien con situaciones estresantes y de desempeñarse bien bajo presión. Se cree que las personas con fortaleza mental se fijan metas más altas, están más motivadas y son más persistentes en su implementación y son mejores para lidiar con el estrés. ¿Cómo puedes entrenar la fuerza mental?




1.- Establecer metas
Primero, establezca objetivos específicos, con plazos y resultados medibles. ¡Porque solo si conoces las metas, puedes lograrlas!
2.- Planifique la forma de alcanzar la meta
Ahora que ya sabes el "qué" y sabes a dónde ir; debes plantearte el "cómo". ¿Qué pasos son necesarios?, ¿Cuándo se hará algo?, ¿Quién lo llevará a cabo? Haga un plan detallado de tiempo y tareas para estar bien preparado.
3.- Imaginando la meta alcanzada
Puede parecer un poco extraño al principio, pero la visualización de la meta tiene un efecto muy importante en el desarrollo de la fortaleza mental. Se aumenta la motivación. Imagina que ya lograste el objetivo:  como serán elogiados por sus éxitos, la satisfacción de aprobar ese examen, o recuerda esa sensación placentera cuando logres el objetivo. ¡Llama a esta imagen una y otra vez, hasta que se convierta en realidad!
4.- Cree en ti
Cree en ti mismo. Las personas que creen firmemente en que no lograrán algo, generalmente fracasan. Algunas personas se sabotean a sí mismas por sus dudas. Por el contrario, una auto-dirección positiva es una forma poderosa de desarrollar fortaleza mental. 
5. Apoyo con elementos positivos
La resistencia es un aspecto importante de la fuerza mental. Esta, puede ser desarrollada con cosas sencillas que lleven a un estado de ánimo positivo y optimista. Escucha tu éxito favorito de tus últimas vacaciones o toma una foto de tu ser querido. También puedes probar tu aroma favorito. Estimula tus sentidos con algo que te conecte con recuerdos positivos y te sentirás más motivado.



6.- Tranquilízate
Las personas con gran fortaleza mental pueden lidiar con sus miedos y tener una mejor autoestima.  tu fuerza mental aprendiendo a calmarte. Esto se puede hacer a través de un diálogo interno positivo y comprensivo. Pero también los ejercicios físicos ayudan a calmarse y a no ser controlados por los miedos. Un cuerpo relajado no tiende a sentirse ansioso tan rápido.
7.- La fuerza mental como proceso
La fortaleza mental generalmente no es nada que un día se tenga y otro no. Es un proceso de aprendizaje continuo. Por lo tanto, tómate tu tiempo para reflexionar después de grandes proyectos y desafíos profesionales. Evalúa tu fortaleza mental. ¿Qué salió bien?, ¿Qué áreas aún eran difíciles para ti?, ¿Surgieron dudas, fueron los objetivos mal redactados o le faltó el aliento para alcanzar el máximo rendimiento? La identificación del problema ayuda en la resolución de problemas y muestra campos de entrenamiento para alcanzar el siguiente nivel de entrenamiento.
Así que asegúrate de recargar las baterías una y otra vez. Descansa lo suficiente. Porque el alto rendimiento no pretende ser un servicio permanente, sino para situaciones especiales.